quiero con estas lineas agradecer a todos los usuarios que me sigan que les quiero ofrecer cosas interesantes de punto a punto.
deseo hacerlo lo antes posible pero intentare que todo ocurra pronto.un saludo

miércoles, 23 de mayo de 2012

Oráculos

Oráculos
Si el oráculo hubiera callado en vez de anunciar que Edipo mataría el padre y se casaría con la madre, los padres no lo habrían alejado de casa, el chico habría vivido tranquilamente en el amor del hogar sin matar el padre ni mucho menos contraer nupcias con la madre, porque estas cosas no se hacen, y hoy de Edipo no sabríamos nada porque habría sido un hijo como otro.
Más o menos ejemplar, más o menos trabajador, más o menos acomplejado, incluso edípicamente acomplejado, pero un chico como otro.
Las profecías se cumplen no porque el destino esté escrito sino porque se anuncian.
Si nos aseguran que caeremos nos obsesionamos tanto que acabamos cayendo.
Y me parece que si nos morimos es porque desde pequeños nos han dicho que esta es nuestro fin inevitable.
No se rían. Eduard Punset, que es sabio, un día dijo que él no se va a morir nunca porque en ninguna parte está escrito que haya de morir.
Un hombre con este convencimiento, un hombre que desprecia los augurios funestos, tiene todos los números para ser inmortal.

Ahora el premio Nobel de Economía Paul Krugman le ha cogido la manía de vaticinar con una precisión de días, horas y minutos que Grecia se retirará o será retirada de la moneda euro común.
Ya puede, en Krugman: además de ser un Nobel, con la fuerza de convencimiento de que este premio implica, proyecta sus predicciones a la patria del Edipo, el país más trabajado y amasado por el sentido trágico del teatro y de la vida.
Si Grecia acaba saliendo del euro no será tanto porque la situación del país sea desastrosa como para que sus autoridades están sugestionadas y marcadas por el oráculo Krugman.

El otro día salieron otros sabios en la televisión diciendo que Cataluña sería intervenida por España exactamente en noviembre de este año.
Las crisis hacen aflorar los adivinos y los lanzadores de cartas del tarot.
A mí me da la impresión que Cataluña ya está en esta situación de intervención, pero por si acaso no lo estuviera pediría al presidente Mas fortaleza.
Que haga como aquel otro griego que se hacía atar al palo más grueso de la nave para no sucumbir a los cantos de perdición y ruina de las sirenas,
que por cierto era un griego que también, como Mas, quería llegar a Ítaca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada